Equipo de Investigación consigue contactar con Pedro González-Bueno, hijo de un ministro franquista. Cuenta uno de los inversores de Manos Limpias que ha puesto "bastante dinero" en el sindicato porque le "ilusionaba enormemente y creía que era altamente positivo".