El 73% de los españoles compra pescado fresco. La ley permite llamar pescado fresco a la merluza y la sardina que llevan 15 días en la pescadería, a la pescadilla y a la dorada si llevan ocho y el pez espada puede estar casi un mes y seguir llamándose 'pescado fresco'.

¿Cómo detectar que el pescado ha dejado de ser fresco? Nos lo explica un pescadero mostrándonos dos pescados, uno fresco y uno que no lo es. En primer lugar, se trata de pescado fresco cuando tiene "brillo en los ojos". Además, se puede distinguir un pescado fresco de otro que no lo es por la "textura de la carne": "Cuando la tripa está dura es fresco, mientras que cuando la tripa está más lacea, ha dejado de serlo", indica el hombre.

Otra pista que nos indica que se trata de pescado fresco es por "el brillo en el escamaje". Y además, "el color la agalla" también indica en qué estado se encuentra el pescado: si el color es rojo es fresco, mientras que, como se puede ver en el vídeo, si el color pasa a marrón, ya no lo es.

Por último si el pescado es fresco también se percibe en el olor. Y es que si ya no está en buen estado su olor "es fuerte y recuerda al amoniaco", tal y como indica el pescadero. "Se nota bastante", asegura.

Cuando el pescado deja de ser fresco, puede desarrollar histaminas. Las consecuencias de consumir un pescado que las ha desarrollado las explica X: Vamos a tener seguro reacciones alérgicas de mayor o menos calibre, formaciones rojizas en diferentes partes del cuerpo o pueden llegar a provocarse otros asuntos de calado mayor como pueden ser inflamaciones del tamaño de la lengua que pueden impedir la respiración".