Paula, una mujer que amenazó a una empresa de videncia con denunciarla tras pagar rituales sin resultados, recibió como respuesta que ellos seguían "estrictamente la ley y las condiciones de un servicio" que ella aceptó. "Les dije que les había pillado, que me habían timado, que les había enviado un burofax, y que si no me devolvían el dinero, iba a proceder a denunciarles, porque engañaban a las personas", ha contado la mujer a Equipo de Investigación.

Sin embargo, esta fue la respuesta de la "vidente" Alicia Collado: "Paula, cielo, me ofende lo que me has increpado. Yo me estoy tomando tu caso muy en serio desde un principio. Sigo estrictamente la ley y las condiciones de un servicio que aceptaste en su momento. Espero que medites esas palabras".

La "vidente" se refiere a un escrito que recibe todo el que contacta por WhatsApp con la empresa de videncia. Es un texto legal de 1.017 palabras en el que afirman que Alicia Collado es "una marca registrada y comercial", y que "no garantizan resultados" de los hechizos y rituales. "Por tanto, usted está contratando un mero servicio de ocio para mayores de 18 años", señalan en el texto.