La Familia de Miriam Vallejo contrató a Vicente Sánchez, exdecano del Colegio de abogados de Alcalá, como abogado. El hombre ha señalado a Equipo de Investigación que hay "una prueba fundamental" que hizo que Sergio, compañero de piso de la joven, se convirtiera en sospechoso de su asesinato: "Es el examen o el análisis de la etiqueta del chándal que portaba Miriam Vallejo esa noche, donde encuentran un perfil genético que de manera indudable perteneciente a él".

Para Sánchez, ese perfil genético llegó a la chaqueta de la joven asesinada "mediante el ataque que se produce". "Es un ataque sorpresivo, realizado por detrás, y una vez que se agarra o se coge a Miriam por detrás por su ropa, en esa etiqueta es donde queda el perfil genético del agresor", ha afirmado.