Sergio, investigado por el crimen de Miriam Vallejo, contrata los servicios de Ignacio Menéndez, abogado, quien ha defendido que en los 11 minutos en los que su cliente no tiene coartada, no le dio tiempo a matar a Miriam Vallejo.

Además, ha cargado contra la Guardia Civil, a la que ha acusado de pasar "seis o siete meses dando palos de ciego". "A los siete meses (del crimen), se produjo una concentración ciudadana en Alovera, donde vive la familia de Miriam y donde hay una presión brutal mediática exigiendo que haya una solución al caso, y como consecuencia de esa concentración se detiene a la persona equivocada", ha criticado el abogado, refiriéndose a su cliente.