El médico que atendió en 2021 a Isabel Suárez en una consulta junto a su sobrina Arancha Palomino y la cuidadora que había contratado ha explicado ante la jueza que la anciana estaba en evidente mal estado. "No respondía, estaba con la cabeza ladeada, babeaba, la comisura la tenía un poco desviada y le sugerimos que podía ser un ictus", ha explicado a Equipo de Investigación.

Así, activó el protocolo pertinente y pidió una ambulancia para trasladar a la mujer al hospital. Sin embargo, se topó con su sobrina: "Dice que estaba muy liada, que tenía que hacer deberes con el niño, que no le venía bien". Puedes escuchar su relato en el vídeo principal de esta noticia y la opinión del neurólogo Buenaventura Anciones sobre su diagnóstico.