Esther López recibió un mensaje de WhatsApp de su amigo Carolo, un chico del pueblo de toda la vida, preguntándole si sabía dónde podía "pillar un 'pollo'" la noche del 12 de enero en la que desapareció. Según denota su respuesta en formato audio, la joven tenía en mente irse a casa tras celebrar la victoria en casa de Luisón. "Ni idea, tío, ahora mismo ni idea. Yo me voy a ir para casa y cada uno se va a ir a la suya", se puede escuchar en el audio que rescata Equipo de Investigación.

Una hora antes de enviar ese mensaje de voz, Esther había estado viendo el fútbol en un pub. "Su amigo Luisón va a buscarla a su casa porque han quedado para ir a ver el partido de fútbol de la Supercopa de España. Jugaban el Real Madrid y el Fútbol Club Barcelona en un pub. Como el Real Madrid gana, van a celebrarlo a casa de Luisón", relató Francisco Pérez, criminólogo y profesor de la UCJC, a Equipo de Investigación.

A pesar de que la joven tenía pensado irse ya a casa, decide acudir a otro bar para encontrarse con Carolo y Óscar, otro amigo de la familia. Esa noche, el segundo de ellos gastó más de 400 euros en la máquina tragaperras, tal y como prueban los recibos de su tarjeta a los que tuvo acceso Equipo de Investigación.

Desde laSexta.com estamos recuperando los mejores momentos de la hemeroteca de Equipo de Investigación.