Luis Lorenzo, un actor secundario de los 90, se ha convertido en protagonista de uno de los casos más mediáticos de los últimos tiempos. Está siendo investigado por la muerte de la tía de su mujer, Isabel Suárez, una anciana de 85 años. La Guardia Civil cree que la tía Isabel fue envenenada en el domicilio del matrimonio.

Montse Gutiérrez, una de las mejores amigas de la mujer, relata cómo se encontraba: "El estado de salud de Isabel era bueno, se operó de la vista y se echaba gotas en los ojos, pero se encontraba fuerte y me dijo que iba a cavar, no sé si sembraría hasta patatas. Los jueves se marchaba a Oviedo a vender". Con 85 años, la tía Isabel todavía vendía sus verduras en la ciudad.

Equipo de Investigación localiza a un familiar de Isabel que estuvo presente en el entierro cuando increparon a Luis Lorenzo y Arancha Palomino. "En la iglesia las cosas estaban un poco tensas entre la sobrina, el compañero y la parte de familia directa de Isabel. El compañero de Arancha dijo que estaba grabándolo todo y después ella se tiró por el suelo llorando haciendo un paripé fuerte. Llevaba un vestido negro y como es cemento, quedó blanca. Era un show", recuerda.

Un año después del funeral, a 500 kilómetros de la aldea asturiana, en los juzgados de Arganda del Rey de Madrid, una jueza pregunta a Arancha palomino qué sucedió en esa parroquia. "No soportaban que tuviera trato conmigo porque ellos pensaban que me iba a dejar la herencia a mí", indicaba la sobrina de Isabel. No obstante, está formalmente acusada de asesinato.

Por otro lado, Equipo de Investigación recoge cómo Luis Lorenzo y Arancha Palomino aprovecharon que la tía Isabel se durmió sobre una mesa en un centro comercial para irse de compras. Puedes verlo en el vídeo que se incluye a continuación.