Mariano Rajoy, que alardea de que esta debe de ser la legislatura de la renovación política, ha recuperado uno de sus más viejos argumentos: que España es el país de Europa que más crece. Lo repitió en el discurso que dio en la Cumbre del Clima y creó tendencia, ya que Méndez de Vigo y Margallo le siguieron, aunque en el caso del portavoz del Gobierno refirió a la Unión Europea. Rajoy aseguró: “España en este momento tiene un objetivo que creo que todo el mundo comparte, que es seguir manteniendo el crecimiento económico, hoy el mayor de Europa, y seguir creando empleo”.

Méndez de Vigo insistió al día siguiente: “Nosotros desde el primer momento, después del 20D, pensamos que lo mejor para España era la gran coalición. ¿Por qué? Porque nos parecía que en un momento en el que España es el país que más crece de la UE y que más empleo creo que es buena muestra de que podíamos hacer cosas juntos”. Por último, Margallo, tan solo unas horas después, sentenció: “Estábamos a punto de naufragar y en estos momentos somos los que más crecimiento y más empleo creamos en Europa”.

Mariano Rajoy ya pasó por nuestras pruebas de verificación, y unas cuantas veces, porque repetía ese argumento por doquier durante su anterior legislatura: 1, 2 y 3.

En el programa ya contamos que esas declaraciones, en el momento en el que las decía, eran FALSAS; porque España (con un dato del 2,8%) no era el país que más crecía de la UE; países como Lituania, Hungría, Rumanía, Irlanda, Malta, Eslovaquia y Polonia nos superaban.

Eso sí, ya con datos del segundo trimestre de 2016, España era el país que más crecía de entre los grandes. Rajoy, durante su discurso de investidura del 26 de octubre, corrigió su argumentario y lo dijo correctamente: “España es el país que más crece de entre las grandes economías desarrolladas”.

Sin embargo, poco ha durado la corrección, concretamente 21 días: lo ha vuelto a repetir mal. Con datos del tercer trimestre de 2016, los últimos que ha ofrecido la Unión Europea, España no es el país que más crece, ni de Europa ni de la Unión Europea. La medalla de oro es para Portugal y Bulgaria, con un crecimiento del 0,8%. España, por su parte, comparte plata con Chipre, Holanda, y Eslovaquia.

Por lo tanto, podemos decir que España, aunque algunos no lo quieran ver, no es el país que más crece de Europa ni la UE. Lo que significa que las declaraciones de Rajoy, Méndez de Vigo y Margallo son FALSAS.