Mariano Rajoy se refirió al empleo como una de las prioridades de su futuro gobierno, si logra la confianza de la Cámara durante su sesión de investidura. Así, el candidato del PP se lamentó de que “todavía son demasiadas las personas que buscan una oportunidad”, pero afirmó: “Ahora, a medida que la situación mejora, tienen más esperanza de encontrarla”.

Para verificar si es cierto que los desempleados son ahora más optimistas, hemos acudido al barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y, concretamente, a la pregunta que formula cada tres meses a los ciudadanos que están en situación de desempleo: “¿Cree usted que es muy probable, bastante, poco o nada probable que en los próximos doce meses encuentre usted trabajo?”.

En el último barómetro, publicado en julio de 2016, un 33,5% de los encuestados consideraba “muy probable” o “bastante probable” encontrar un empleo, la “oportunidad” de la que hablaba Rajoy.

Para comparar este dato con el del momento en que Mariano Rajoy entró al Gobierno nos remitimos al barómetro de noviembre de 2011, último imputable a su antecesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero. Entonces un 35,5% creía “muy probable” o “bastante probable” encontrar un empleo. Los parados se mostraban ligeramente más optimistas en 2011 que ahora.

Por si el presidente en funciones se estuviera refiriendo al último año, hemos comprobado qué datos arrojaba el barómetro del CIS de julio de 2015, y la diferencia es aún mayor: un 37% consideraba “muy probable” o “bastante probable” encontrar un empleo, frente al 33,5% de “ahora”.

Noviembre de 2011 | CIS

Julio de 2015 y julio de 2016 | CIS

Por tanto, podemos decir que la afirmación de Mariano Rajoy es FALSA