Pero esta no es la única vez que nuestro presidente ha lanzado este mensaje en sus actos de campaña.

Ya en las elecciones europeas de mayo de 2014, el entonces candidato Miguel Arias Cañete se llevó un falso en nuestras Pruebas de Verificación, al decir que España iba a ser “la locomotora” del crecimiento en Europa en 2015.  En aquel entonces, las previsiones de Primavera de 2014 de la Comisión Europea nos situaban realmente en el puesto 14. Así que, primeros, primeros, no éramos. Se llevó un tirón de orejas.

Mapa del crecimiento europeo en 2015

Pero, ¿qué ha pasado en los doce meses que separan las declaraciones de Cañete de las que ahora analizamos de Rajoy? La economía española ha ido ganando fuelle con respecto a nuestros vecinos europeos, y las nuevas previsiones de Europa consideran que España crecerá un 2,8% a final de año. ¿Pero realmente nos sitúa eso a la cabeza de todos los países europeos? Los datos hablan por sí solos.

Como se puede ver en el mapa, la declaración de Rajoy es falsa, porque hay tres países europeos con una previsión de crecimiento equivalente, Lituania, Hungría y Rumanía, y otros cinco, Luxemburgo, Irlanda, Malta, Eslovaquia y Polonia, en una posición aún mejor que la española.

ESPAÑA ES UN GRAN PAÍS

La prueba de verificación a Rajoy es...

Lo cierto, es que aunque otros crezcan más o igual que nosotros, España es una de las potencias más importantes de Europa. Su PIB es el cuarto de la zona euro y el quinto de Europa. Entonces, ¿qué tiene que hacer el Gobierno si quiere presumir de un dato de crecimiento realmente bueno? Añadir el matiz.

España es, de los grandes de Europa, el que más va a crecer en 2015 según Bruselas, por delante de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Hay algunos miembros del PP y del Gobierno que tienen la lección aprendida. Seguramente vieron uno de los programas en los que hicimos pruebas de verificación sobre este tema en octubre y en diciembre de 2014.