Iceta ha respondido a las declaraciones de Junqueras en las que, desde la cárcel afirmaba: "Si alguien ha roto las reglas de la cortesía democrática son aquellos que nos meten en la cárcel, aquellos que lo aplauden y aquellos que dicen que hicieron bien votando el 155 y que lo volverían a hacer".

Ante estas palabras, Iceta ha declarado que "atribuye una responsabilidad al partido socialista del hecho de que él esté en prisión, eso no se puede defender de ninguna de las maneras". "Si está en prisión es porque lo decidió un juez", ha añadido.

En este sentido, Miquel Iceta ha manifestado que ellos defienden "la Constitución y si una Comunidad Autónoma se salta la ley, hay una previsión legal que está en el 155 de que el Gobierno de España puede pedir al Senado su aplicación". "La Constitución es entera, del primer artículo al último y en una democracia hay que cumplir con las leyes, que se pueden reformar a través de los mecanismos y mayorías necesarias", ha apuntado.

"Si alguien espera que el PSOE deje la Constitución en suspenso es que no nos conoce", ha apostillado el líder del PSC.

Miquel Iceta ha afirmado, además, que siempre van a "defender el diálogo dentro de la ley, con independencia de lo que haga" el resto. "El hecho de que hayan vetado mi nombramiento no alterará mi voluntad de dialogo", ha indicado porque, según Iceta, "no hay otro camino para resolver el problema". "En todo caso los que deben responder son ellos cuando dicen que defienden el diálogo y sólo saben practicar el bloqueo, el veto o tumbar los Presupuestos", ha apostillado.

Además, el líder socialista en Cataluña ha asegurado que él preferiría un gobierno "a la portuguesa": "Un acuerdo estable de fuerzas progresistas, pero un Gobierno de socialistas".

En lo referente a la investidura de Sánchez, Iceta ha asegurado que "habrá una investidura", aunque no sepa lo que van a hacer los independentistas. "La estabilidad del Gobierno no puede depender de quien no es capaz de proporcionarla y en estos momentos el independentismo no es capaz de proporcionar una estabilidad", ha defendido Miquel Iceta, añadiendo que "la estabilidad del Gobierno no puede depender de ellos porque no están en condición de darla".