Margarita Robles es una de las políticas actuales con mayor trayectoria. Su camino comenzó en los años 90, cuando durante su cargo como secretaria de Estado del Ministerio del Interior fue protagonista de una polémica con el exministro socialista José Luis Corcuera, que la amenazó en su despacho al decirle que "si fuera hombre, le pegaría dos bofetadas".

Más de dos décadas después, la actual ministra de Defensa ha explicado cómo fue en El Objetivo: "Tampoco pasa nada, creo que fue fruto del desconocimiento. Por lo que a mí respecta fue un tema que ha pasado hace 25 años". Además, ha asegurado que nunca le pidió perdón.