Pedro Sánchez ha mantenido una reunión por videoconferencia con todos los presidentes autonómicos donde se ha debatido, entre otras cuestiones, sobre el cierre de todas las actividades no esenciales. Una medida que ha molestado a varios presidentes autonómicos, que han reprochado al presidente que no se contase con ellos antes de anunciarla.

Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, presente en la reunión, explica en El Objetivo que durante la reunión muchos de los presidentes han planteado unas cuestiones que Sánchez "se ha comprometido a estudiar". Ello explicaría, según Vara, el retraso en la publicación del BOE.

"Deberíamos de tener un poco de paciencia y entender que a veces hay que tardar para acertar", defiende el socialista.

En ese sentido, Vara ha señalado que en el Consejo de Ministros se ha aprobado el real decreto "del que todos conocemos las líneas generales", pero "para poder aplicarlo en toda su integridad hay que intentar no cometer errores en la redacción final para poder acertar".

De esta manera, considera que esta es "una de las disposiciones más difíciles porque tiene que ver con nuestra vida, nuestro día a día y cómo nos relacionamos empresarios y trabajadores". "Nos enfrentamos a los quince días más importantes de nuestras vidas: en los próximos 15 días se va a decidir lo que suceda en los próximos 15 meses, o quizás los próximos 15 años", señala Vara.

Por último, el presidente extremeño ha querido reconocer la labor del Ejecutivo: "El papel del Gobierno es muy complicado. Hay comunidades que han pedido el cierre total y otros que no se paralicen todas las actividades, y el Gobierno tiene que tomar una decisión para que en los próximos 15 días el aislamiento alcance el 85% o 90%".

Sobre la situación en la Unión Europea

Fernández Vara también han hablado sobre la posición de la Unión Europea. "Nosotros no hemos entrado para comprar al los alemanes u holandeses, si no para formar un espacio común, para sentirnos unidos y protegidos", asegura.

Para terminar sentenciando: "Hay dos europas: la que quiere un mercado para ganar más y la que quiere proteger a los ciudadanos".