En vísperas del duelo final en Francia entre la ultraderecha de Marine Le Pen y Emmanuel Macron, que se juegan la presidencia del país en la segunda vuelta electoral, el candidato de La République En Marche! ha sorprendido a todos con un posado de lo más peculiar. En un sofá, desenfadado, y con la camisa desabotonada, una imagen que ha dejado impresionado a Bob Pop, quien se cuestiona en El Objetivo cuál es el mensaje que ha querido transmitir y qué efecto electoral puede tener.

"¿Le está diciendo Macron a sus electores que eso es lo más auténtico que les puede ofrecer o que el futuro está oscuro? ¿Es una respuesta al pecho lampiño de Putin? ¿Acaso le ha arrebatado Macron a los ultraderechistas el símbolo del pecho lobo que tanto les gusta?", se cuestiona el humorista. Puedes ver sus conclusiones sobre dicha foto en el vídeo principal de esta noticia.