José, uno de los repartidores de 'Sagar', tiene varias multas por incumplir las normas de tráfico con la furgoneta de la empresa. Algo que el encargado muestra al jefe infiltrado de la empresa.

De hecho, el gerente de 'Sagar' comprueba de primera mano que José no conduce demasiado bien. Invade los carriles, supera la velocidad indicada y, además, deja las puertas del vehículo abiertas cada vez que tiene una descarga.

El propio repartidor le reconoce que en una ocasión se quedó dormido al volante y tuvo un accidente.

Otro momento destacado

El jefe infiltrado de 'Sagar' descubre que necesita mucha paciencia para trabajar con uno de sus trabajadores de los arreglos a domicilio. Nada más llegar al trabajo en una vivienda descubre que no baja ninguna herramienta de la furgoneta, simplemente una escalera.