Las mujeres de barrios obreros que Thais Villas entrevista para El Intermedio aseguran que no se gastan dinero en adornos navideños. "Pongo tres o cuatro figuritas", cuenta una señora que, aunque le dice que le gustaría poder decorar su casa más, recibe unos 600 euros de pensión y tiene a su hija "para comer porque está en paro".

En los barrios ricos la situación es bien diferente. El presupuesto asciende a los 1.500 e incluso 2.300 euros. "Pongo un Belén muy grande y un árbol de tres metros con figuras de todos los sitios a los que he viajado", explica una señora. En total, unos 50 regalos para familiares y algún viaje a Nueva York o Londres para estos días.

Sin embargo, en los barrios obreros no faltan las ganas de disfrutar de la familia y el humor en estas fechas tan señaladas. A la pregunta de si va a hacer algún regalo, una de las mujeres entrevistadas responde que no puede, "pero no me faltan ningún año mis bragas rojas y mi sujetador rojo, y ropa interior roja para mis tres hijos", cuenta, mientras se ríe al recordar que les obliga a llevarlo puesto en Nochevieja.

Las diferencias de patrimonio entre un barrio rico y un barrio obrero: "Pagaba de hipoteca 3.500 euros, ahora van para ropa"