El cambio de postura del Gobierno español con respecto al Sáhara Occidental ha sido criticado por parte del Ejecutivo y por otras formaciones políticas que no ven con buenos ojos el giro de la política internacional. Para entender la importancia del conflicto, Sandra Sabatés ha dado las claves: desde el inicio de la guerra hasta hoy día.

Para ello, la periodista se remonta a sus inicios y explica que el pueblo saharaui es de menos de de 600.000 personas, de origen beduino y con una lengua y culturas distintas a la árabe. Fue un protectorado español hasta 1976, cuando las autoridades coloniales abandonaron la zona ante la Marcha Verde de Marruecos. Ahí comenzó la guerra entre el Ejército marroquí y el Frente Polisario en la que el Rabat logró ocupar el 80% del territorito.

Actualmente, el Sáhara Occidental está dividido en dos, con un muro marroquí de más de 2.700 km de largo en territorio minado para proteger el territorio ocupado. Sin embargo, miles de saharauis no viven en su país, malviven en campos de refugiados de Argelia.

Y en este contexto, ¿por qué hay tantos intereses en este meritorio? Resulta que el Sáhara Occidental es un punto estratégico que tiene las mayores minas de fosfatos del planeta, que cuenta con grandes bancos de pesca, y que es un territorio con reservas de gas, petróleo y uranio.

Con esta situación, el futuro del pueblo saharaui es incierto. La guerra entre Marruecos y la República árabe saharaui duró desde 1975 hasta 1991, cuando ambas partes firmaron un alto al fuego, un Plan de Arreglo en el que se prometió un referéndum de autodeterminación, pero nunca se ha hecho efectivo.

El régimen alauí apuesta por convertir el Sáhara en una autonomía, una idea apoyada por Alemania, Francia, Estados Unidos, y ahora España, con un cambio determinante. Un giro en las relaciones exteriores que Pedro Sánchez todavía no ha explicado.

Wyoming arremete contra la decisión de Sánchez de apoyar a Marruecos en el Sáhara

En su monólogo inicial, Wyoming señala que la "incoherencia también se aplica al derecho internacional", y critica que el gobierno de Pedro Sánchez defienda al pueblo ucraniano, pero no al saharaui. Puedes ver su reflexión en este vídeo.