El Gran Wyoming se ha colado en casa de los Javis para saber cómo están llevando la cuarentena. Y, como era de esperar, en su caso no hay ningún miedo de que el confinamiento acabe en divorcio. "Si después de los rodajes de 'Paquita Salas' de 'La Llamada' y de 'Veneno' no nos hemos separado creo que el coronavirus no nos va a separar", ha apuntado Javier Calvo.

Para matar el tiempo, la cocina y el ejercicio forman parte de la rutina de los actores. "Hacemos un poquito de yoga, de estirar, de abdominales, pero muy poquito", han explicado.

"Lo que estamos haciendo ahora es postproducir 'Veneno', que se estrena el 29 de marzo en Atresplayer Premium. Se trata de una temporada de ocho capítulos que, ha explicado la pareja, esperan que tenga una reacción "muy positiva".

La serie es un homenaje a Cristina Ortíz Rodríguez, 'La Veneno', una mujer "que no le tenía miedo a salir en televisión y ser ella misma", como la define Ambrossi y sobre la que El Gran Wyoming tiene una divertida anécdota guardada.

Sobre nuevos proyectos audiovisuales, la pareja afirma que durante la cuarentena ya están pensando en "cómo viviría Paquita Salas el confinamiento". Así, reconocen que ya están creando "cosas futuras".

"Tengo la sensación de que estábamos todos yendo muy rápido", ha explicado Ambrossi, y es que "cosas como esta te hacen tomar perspectiva", tal y como ha añadido Calvo, que afirma que encuentra el placer en "ver películas que nunca ha podido ver o leer libros que nunca ha podido leer". En definitiva, en "enriquecerse".