El debate sobre el veto parental no ha hecho más que empezar, sobre todo teniendo en cuenta que los presupuestos de Andalucía y de Madrid también necesitan del apoyo de Vox, que ya ha anunciado que exigirá la misma medida.

Especialmente complicado va a ser el papel de Ciudadanos en estas comunidades que todavía parece no haber definido de forma clara cuál va a ser su postura. Sea como sea, el gran triunfador de estos días ha sido Vox, que ha conseguido crear un debate que no existía hasta ahora.

A este respecto, el líder de la formación, Santiago Abascal, comparecía para denunciar unos supuestos contenidos en los colegios. "Nosotros queremos proteger a los niños de los contenidos sexuales que se están dando a los niños de 0 a seis años. No se les tiene que enseñar ningún juego de tipo erótico como se está haciendo en algunos lugares", aseguraba en rueda de prensa.

Desde El Intermedio, El Gran Wyoming ha mandado un "mensaje de calma" a todos los padres: "Los niños de 0 a seis años no reciben clases de juegos eróticos. Si fuera así yo estaría matriculado en la guardería, y además, de ser así el escándalo sería tal que no nos enteraríamos un año después.

"El problema está en la mirada de Abascal, que ve una clase infantil como si fuera la fiesta del orgullo", explica el presentador.

Otros momentos destacados

El Intermedio también ha acudido a la Hemeroteca para demostrar cómo diferentes miembros del PP se han pronunciado en contra del veto parental. La propia Ayuso llegó a criticar la medida frente a Rocío Monasterio en la Asamblea de Madrid.

Además, durante el programa, Wyoming se ha desplazado hasta el pico de la mesa para hacer una profunda reflexión sobre el veto parental.

"Por mucho que los padres queramos a nuestros hijos, no somos sus propietarios", asegura el presentador, que ha criticado la medida que propone Vox.