Madrid ha centrado la actividad política con motivo de sus fiestas de San Isidro. Se trata de una de las plazas clave para todos los partidos, especialmente para el PP, que lleva gobernando la Comunidad desde hace 24 años.

Las últimas encuestas le dan una victoria en la Comunidad al PSOE, que podría gobernar con Unidas Podemos y Más Madrid. Para el Ayuntamiento de Madrid, Carmena revalidaría los apoyos y necesitaría del PSOE para gobernar.

"Las encuestas sonríen a Carmena y por eso es lógico que se muestre entusiasta", comenta El Gran Wyoming, que explica que "se ha venido tan arriba", que cuando la gente le gritaba "¡Presidente, presidente!" a Íñigo Errejón, ella ha entendido "que se besen, que se besen".

"El viejo truco, yo lo utilizo en todas las bodas, cuando dicen 'que se besen' yo me lanzo al que tengo más cerca", confiesa el presentador.

Por su parte, Thais Villas, que no se pierden ninguna fiesta gratis, ha acudido a la Pradera de San Isidro para acompañar a los candidatos madrileños.

Allí les ha sometido a un test en el que demostrar si son 100% castizos. El chotis y la casquería no han faltado tampoco en una jornada de verbena.