La "iglesia aznariana" se dedica a "transmitir la palabra del 'padre' Aznar a todas esas almas ignorantes que no conocen el verdadero constitucionalismo", ha explicado El Gran Wyoming.

Sin embargo, en los últimos años, "la herejía se ha ido apoderando de su legado, y el Partido Popular se ha llenado de infieles: 'marianistas', 'feijooistas' y 'alonsistas'".

Por eso, ha apuntado Wyoming, ha nacido la "Inquisición aznariana", para hacer "arder en el infierno" a quienes "osen contradecir al constitucionalismo" y se nieguen a pactar con Ciudadanos.

"Tomad ejemplo de este hereje llamado Alfonso Alonso", ha sentenciado. Entre los "muchos pecados de este blasfemo" se encuentra apoyar la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias del PP contra Casado en 2018.

También, 'enzarzarse' con Cayetana Álvarez de Toledo después de que esta afirmase que el partido había sido demasiado "tibio" en su 'lucha' contra el nacionalismo en el País Vasco.

"Malditos sean los tibios. Para la hermana Cayetana no existe mayor pecado que la tibieza. En esta 'sagrada fe' no caben las 'medias tintas'. O frío, o caliente. O español, o antiespañol", ha explicado Wyoming.

Otros momentos destacados

"En el PP solo hay un dedo más peligroso que el de Carlos Iturgaiz: el dedazo de Pablo Casado eligiéndole a él candidato a lehendakari", apunta Dani Mateo tras conocer las polémicas que han azotado al candidato 'popular' en el País Vasco.