En unas horas entra en vigor la nueva tarifa de la luz, un cambio de regulación que se lleva a cabo para conseguir una mayor eficiencia energética y un posible ahorro en la factura. Sin embargo, en caso de no modificar nuestros hábitos de consumo, puede acarrear un incremento aproximado del 10% del recibo. Entre 60 y 80 euros más al año.

"Quedan horas para que tengamos que entregar nuestro primer hijo varón a las eléctricas si queremos poner un lavavajillas a media mañana", destaca El Gran Wyoming, que aprovecha para encender todas las luces del plató de El Intermedio antes de que se aplique la nueva factura. Con este cambio de facturación, a partir de esta noche en España se pasará a tener tres franjas de horas bien diferenciadas. Sandra Sabatés te explica al detalle en el vídeo principal de esta noticia cuáles son estas franjas y los beneficios y desventajas que tienen. "Está claro que el nuevo recibo supondrá un quebradero de cabeza para los que no quieran modificar sus hábitos", destaca Wyoming.

"Calviño, nadie quiere lavadoras a las tres de la mañana"

Como las nuevas franjas horarias de la factura de la luz suponen un gran quebradero de cabeza para muchos, El Gran Wyoming ha creado el concurso '¿Quién quiere ser kilovatio?' para resolver las dudas y aporta su opinión sobre el nuevo sistema.