Cada vez se hace más evidente que la polémica del veto parental, más que un problema real, es un debate ficticio creado por la extrema derecha a la que también se ha sumado la dirección del PP. Las quejas de los padres son inexistentes y los talleres son actividades perfectamente reguladas por ley.

"Efectivamente, es un debate creado de la nada y es una pena que tape otros asuntos verdaderamente importantes relacionados con la educación como el fracaso escolar o los métodos educativos desfasados", destaca El Gran Wyoming.

Además, Wyoming afirma que "es evidente que las actividades que ayudan a los jóvenes a entender la diversidad como algo positivo son imprescindibles en nuestros colegios". "Nuestros niños tienen que saber que son libres de ser la opción que ellos deseen", insiste el presentador, que manda un tajante mensaje a los jóvenes españoles.

"Tenéis derecho a ser lo que queráis, heterosexuales, gais, lesbianas, bisexuales, transexuales...¡lo que queráis!", concluye Wyoming.

Otros momentos destacados

El Gran Wyoming reflexionó en El Intermedio sobre el pin parental. A juicio del presentador, "cuestionar contenido de la escuela es peligroso": "Se empieza prohibiendo el acceso a materia de igualdad y se acaba poniendo en duda que Franco fue un dictador". Este es el vídeo completo:

Además, para que los espectadores comprendan en qué consiste "de verdad" el veto parental de Vox, Dani Mateo se ha servido de la explicación ofrecida por Hermann Tertsch (eurodiputado de Vox) que en sus redes sociales ha asegurado que la medida "evita que tu hijo penetre a su hermanito para liberarlo del heteropatriarcado".

Incluso la profesora y creadora de Skolae, Marian Moreno, se ha defendido en El Intermedio de las críticas de Vox al programa navarro de educación sexual, asegurando que "es un debate falso y una estrategia de la derecha para implantar el miedo".

También El Intermedio ha acudido a la Hemeroteca para demostrar cómo diferentes miembros del PP se han pronunciado en contra del veto parental. La propia Ayuso llegó a criticar la medida frente a Rocío Monasterio en la Asamblea de Madrid.