Las diferentes posturas entre los partidos políticos por la propuesta de ley de eutanasia han provocado un tenso debate en el Congreso. Entre los discursos se ha podido escuchar a una emocionada María Luisa Carcedo, exministra de Sanidad, que ha aquejado el discurso de José Ignacio Echániz.

El 'popular' ha asegurado en el hemiciclo que "entre el dolor y la eutanasia están los cuidados paliativos". Un discurso que ha sido reprendido por la exministra de Sanidad, que se ha dirigido directamente al diputado del PP: "Usted es profesional como yo, y sabe perfectamente que no tiene nada que ver la vocación de los cuidados paliativos con los de la eutanasia".

"En el caso de los cuidados paliativos hay una muerte inminente, en la eutanasia no. ¡No mezclemos churras con meninas! Hay inteligencia suficiente en esta cámara para poder discernir, y mucha más inteligencia en la ciudadanía española", ha recriminado la diputada 'socialista'.

Al respecto, El Gran Wyoming también ha hecho su propio alegato: "No hay que elegir entre cuidados paliativos y eutanasia, son dos procedimientos distintos que se utilizan en momentos distintos".

Otros momentos destacados

De aprobar la propuesta, España sería el sexto país del mundo que despenaliza la eutanasia, y el cuatro de Europa. Unos datos que ha celebrado El Gran Wyoming: "Debemos estar orgullosos de ser uno de los países pioneros en establecer el derecho a morir dignamente".

Ángel Hernández también ha explicado en El Intermedio su orgullo por servir para poner en debate la despenalización de la eutanasia: se encontró "un vaso lleno de dolor y sufrimiento" cuando se topó con la realidad de las personas que pedían a gritos la eutanasia. Entonces, hizo algo que permitió que su legado cambiara la historia: "Lo agité con mucha vehemencia y eso hizo que salpicara a todo el mundo y transcendiera fronteras".

Además, Ángel Hernández ha asegurado en El Intermedio que las palabras de la derecha durante el pleno del Congreso en el que se ha admitido a trámite la proposición de ley de la eutanasia le han indignando porque él ha conocido "el horror de una persona torturada por su enfermedad".