Mientras España estaba confinada y luchando contra una pandemia que dejaba cientos de enfermos y muertos a diario, el Ayuntamiento de Madrid otorgó un contrato millonario a dos "supuestos estafadores" que se embolsaron casi 6 millones de euros.

Es decir, que cuando los sanitarios se jugaban la vida y se tenían que proteger con bolsas de basura y las UCIs estaban al borde del colapso, "Luis Medina se estaba comprando un yate" y su amigo, Alberto Luceño, de hacía con "una casa de un millón de euros, tres Rolex, una docena de coches de alta gama y pasó seis noches en un hotel de lujo en Marbella", denuncia El Gran Wyoming ante las cámaras de El Intermedio. Y, lo peor de todo esto, es que lo hicieron con el dinero público de un "contrato inflado" que el Ayuntamiento de Madrid dio por bueno.

"Una cosa queda clara, hasta en las situaciones más graves no todos sufrimos por igual", concluye el presentador del programa, para continuar con que tan solo hay una cosa en común entre la pandemia de la gente de a pie y la de Luceño y Medina y, es que, "de alguna forma, todos acabamos con algún kilito de más".

"Todos deberíamos preguntarnos qué estaba haciendo esos días el Ayuntamiento de Madrid" y cómo es posible que a dos personas sin experiencia en el sector sanitario se les adjudicara un contrato "tan jugoso". Además, en el vídeo principal de la noticia, El Gran Wyoming expone sus teorías: "O el Ayuntamiento gestionó de manera nefasta y negligente el dinero de todos los ciudadanos o bien hizo la vista gorda ante una estafa tan grande como la casa y el yate que se compraron Luceño y Medina".