Sandra Sabatés entrevista en 'Mujer tenía que ser', de El Intermedio, a la escritora Anne Boyer, quien se recupera de un cáncer de mama triple negativo. "Durante un tiempo negué el diagnóstico", explica Boyer, que afirma que estuvo en "shock" porque ella se sentía sana. Fruto de esta enfermedad la escritora publica el libro 'Desmorir', que fue galardonado con el premio Pulitzer de no ficción. Además de un libro de memorias también es un libro político ya que en él denuncia que aunque estar gravemente enferma el sistema está ideado para seguir sacando beneficios.

"Fue una experiencia de enfrentarme a la muerte pero además tuve que aprender de la estructura política, económica y social que general la enfermedad en el mundo contemporáneo", afirma Anne Boyer, que lamenta que EEUU aunque es "un lugar con gran riqueza" tiene "un terrible y miserable sistema sanitario". Y es que la escritora explica que uno de los escándalos mas importantes es la situación tiene que ver con las mastectomías.

"Yo sufrí dos y tuve que abandonar el hospital el mismo día casi no podía caminar debido al afán de lucro que hay detrás", recuerda Boyer, que insiste en que "te dejan sola viendo cómo sobrevivir a la operación". En Estados Unidos ni siquiera hay baja por enfermedad, por lo que la mujer tuvo que volver al trabajo a los diez días de la operación. Por último, destaca que "una sola sesión de quimioterapia" costaba más de lo que ella ganaba en un año en un buen trabajo como profesora de universidad.

Además, la escritora ha hablado sobre el sesgo de género a la hora de tratar casos oncológicos como el suyo. Concretamente, se ha referido al "peso extra" que las mujeres tienen en su vida como cuidadoras de otros: "¿Qué ocurre cuando esa cuidadora se convierten en la persona que necesita cuidados?", ha cuestionado, haciendo referencia a un problema al que ella tuvo que enfrentarse.