El Intermedio ha contado con una nueva crónica de la guerra en Ucrania del periodista Mikel Ayestaran, que sigue en Kiev, una ciudad paralizada por un largo toque de queda de 35 horas. Asegura que asume estos confinamientos obligatorios con gran "impotencia", mientras desde el edificio se escuchan explosiones y se recibe información de personas fallecidas.

Sobre la información publicada -y luego borrada- que ha ofrecido un diario afín al Kremlin de que habría ya en la guerra 10.000 soldados rusos fallecidos, el periodista afirma que la fuente es fiable y que la cifra sí es creíble.

Por eso, y aunque reconoce que "los muertos son una gran incógnita en este conflicto porque no hay balances oficiales", explica que con la estrategia rusa de ir ciudad por ciudad, "el número de bajas tiene que ser muy alto".

Con todo, recuerda que Estados Unidos perdió 7.000 hombres en las guerras de Irak y Afganistán, con lo que las muertes de soldados rusos, de ser correctas, "son una auténtica barbaridad".

Preguntado por en qué se parece esta guerra a otras como las de Siria, Afganistán o Irak, Ayestaran explica que una de las cosas que más le llaman la atención es que el "pueblo ucraniano está unido frente al invasor". "En otros conflictos, siempre ha habido muchos bandos enfrentados. Es una sensación de uniformidad muy importante que va a favor de los ucranianos", ha explicado, unos ciudadanos que incluso en las ciudades conquistadas por los rusos salen a la calle y protesta.

Otra de las grandes diferencias es, según él, la falta de periodistas locales sobre le terreno, porque la mayor parte de los reporteros se han ido o han empuñados las armas. "Vemos mucho periodismo ciudadano, con imágenes captadas con móviles que después se comparten en redes", ha reconocido.

Mikel Ayestaran cuenta cómo incluso los prorrusos rechazan a Putin

La moral de los ciudadanos que resisten en Kiev, la capital de Ucrania, a los ataques rusos no decae. Así lo explicó el periodista Mikel Ayestaran en otra de sus conexiones, quien contó en El Intermedio que cada día que pasa les ve "más y más unidos en torno a la figura de Zelenski".