El Gran Wyoming arranca el programa saludando a todos los seres humanos que siguen El Intermedio y a las ratas. "Sé que a mis amigas roedoras se preguntan por qué me rio de temas que en principio deberían indignar, como la corrupción", explica Wyoming, que pasa a defender el programa como un espacio en el que él se venga de los corruptos.

"Desde que nos levantamos nos bombardean con noticias sobre corruptos y mangantes, y con declaraciones de representantes políticos que intentan minimizar el hecho de que nos estén robando delante de nuestras narices. Cuando llega la noche el ciudadano medio tiene la sensación de que se están riendo de él", relata Wyoming. Pero asegura que con el programa "se produce el milagro" y somos nosotros los que nos reímos de ellos.

Prueba de ello es que en el plató de El Intermedio Cristina Gallego y Dani Mateo acometen la lectura de todo "un clásico": los papeles de Bárcenas. Una "obra" en la que M. Rajoy es "un personaje bastante recurrente". Después, los 'rompen' "siguiendo con la tradición del PP".