Manuel Burque ha llegado a 'La Ingobernable' con la idea en la cabeza de que "sin propiedad privada viviríamos en el caos".

El colaborador de El Intermedio ha entrevistado a Serlinda Vigara, portavoz de 'La Ingobernable', un edificio okupado que se ha convertido en un centro social. Vigara ha explicado al periodista que allí no hay una dirección, sino que quien tiene el peso en la toma de decisiones es la Asamblea General.

"La Policía no puede entrar en ningún espacio sin una orden y ahora mismo no te va a pasar nada", ha tenido que explicarle Vigara a Burque, que se mostraba nervioso por si llegaban a detenerlos.

Burque ha querido saber cómo surgió la idea de 'okupar' el edificio, a lo que Serlinda Vigara ha respondido tajante: "Quien tiró la puerta abajo de este edificio que era público fue el Gobierno de Ana Botella".

"Concretamente, estamos hablando de un edificio público que se cedió de manera irregular a un arquitecto amigo de Aznar y de Botella para hacer un museo que nunca se hizo", ha explicado Vigara, que ha agradecido que por la labor de los vecinos de Madrid "este edificio ya no es una identidad privada".

'La Ingobernable' se encarga, principalmente, de dar espacio a colectivos sociales para que hagan actividades. "Aquí vienen todas las personas que respeten los seres humanos. No se permiten conductas machistas, racistas, ni ningún tipo de agresión. Es un lugar seguro".

Manuel Burque ha querido saber si él podría dar clases de catequesis allí, a lo que Vigara no ha puesto impedimento siempre y cuando sea respetuoso: "No sé si en catequesis se respeta al movimiento LGTBI".

Otros momentos destacados

Después de la entrevista, el colaborador de El Intermedio se ha atrevido a adentrarse en el centro cultural, donde se imparten diversos talleres y ubicado en el centro de Madrid.