Joaquín Reyes ha regresado a El Intermedio la imitación a Rocío Monasterio, "española, presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, arquitecta y madre de familia numerosa porque tener menos hijos es de rojos y de pobres".

El cómico se ha metido en la piel de la dirigente de extrema derecha para advertirnos sobre la "dictadura progre" y pedir a todos los padres que sean ellos los que se encarguen de la educación de sus hijos porque "los progres los homosexualizan, los sodomizan, les enseña aberraciones como la zoofilia o peor aún, les dicen que los transexuales no son enfermos".

Respecto a la crianza de los niños, Joaquín Reyes -convertido en Rocío Monasterio-, ha comentado que "no es fácil porque hay que jugar con ellos e ir al desfile del 12 de Octubre". Y esto, asegura, "no es fácil con una sola 'nani', que además es latina y tiene ritmo tropical".

Además, la líder de Vox en la Asamblea de Madrid ha defendido que no es xenófoba porque tiene "raíces cubanas" y su familia "sufrió en sus propias carnes la persecución de la cruel dictadura castrista". " Vinimos a España con una mano delante y otra detrás y un inmenso capital familiar. No fue fácil, pero abrimos el primer KFC en España porque en casa somos muy del pollo", ha comentado.

Otros momentos destacados

En la anterior edición de 'Zanguangos del futuro', Joaquín Reyes se metió en la piel de José María Aznar para advertirnos sobre la pandemia de coronavirus y dejarnos 'un mensaje de esperanza': "Españoles, estáis de enhorabuena. Primero porque me he dignado a hablaros y segundo porque os he sacado de esta crisis".

Joaquín Reyes también se convirtió en Froilán para explicar, desde una España en 2040, cómo se ha convertido en el nuevo rey. "El 'pifostio' le estalló a mi tío Felipe VI en la cara y renunció a toda la herencia del abuelo, así que un día que estaba el 'tito' firmando papeles y renuncias en su despacho le colé uno que decía que abdicaba el trono de España en mí".

El colaborador de El Intemedio también se metió en la piel de la activista Greta Thunberg: "Soy una niña muy humilde, no me importa la fama ni ser el nuevo referente, lo que realmente me importa es el futuro del planeta. Al encontrarme a Trump, me dieron unas ganas de cogerle del pescuezo...".

Joaquín Reyes también se metió en la piel del expresident de la Generalitat, en una grabación que le costó una visita inesperada de seis agentes de la Policía porque un vecino le confundió con el verdadero Puigdemont. "No estoy en el exilio, es un Interrail", aseguró.

En otro programa Joaquín Reyes imitó a Quim Torra, calificándose a sí mismo como un "independentista de pata negra": "Mira que odio España, pero es que Melody.. es oro molido". "Catalanes, catalanas, comparezco ante vosotros en un nuevo día clave en nuestro camino a la independencia", dijo en este vídeo.