Las Vegas ya no son el epicentro mundial del despiporre. Ahora, la ciudad más juerguista del mundo entero es Madrid, como ha explicado Dani Mateo en El Intermedio. Y es que ciudadanos de países con duras restricciones están trasladándose a la capital para disfrutar de las fiestas ilegales.

"Los franceses están encantados con las oportunidades que les ofrece Madrid. Solo este fin de semana la Policía ha desmantelado 370 fiestas ilegales en la capital", ha explicado Mateo, que ha mostrado algunos de los ejemplos más surrealistas: en el vídeo principal de esta noticia puedes ver cómo encontró la Policía gente debajo de colchones o escondida en armarios. Una situación a la que quita importancia Ayuso: "Si estuviera todo cerrado, a lo mejor se producirían muchas más".

Otro momento destacado

Entre gritos de "libertad" y "casi pidiendo una hoja de reclamaciones a la Policía" por llegar: Dani Mateo muestra en este vídeo de El Intermedio el momento en el que la Policía desaloja una fiesta ilegal en el País Vasco en plena pandemia.