Desde que empezó a normalizarse el teletrabajo lo hemos visto todo en política: desde un ministro rumano al que pilaron dando una entrevista en calzoncillos, hasta la concejala del PP de Málaga que asistió a un pleno telemático en bikini en la playa y recostada.

Ahora, Dani Mateo está obsesionado con "un quilombo de Argentina". Y es que allí, una notica que ha puesto en jaque al Congreso. El diputado Juan Emilio Ameri se dejó llevar por la pasión y en plena sesión parlamentaria decidió que era una buena idea bajar la camiseta a su pareja y plantarle un beso en todo el centro del pecho, "un beso largo", apunta Mateo.

"Ahí ha habido contacto y chupetón rojo y expulsión", asegura el presentador. El consejo argentino le suspendió a los pocos minutos, y es que, "vale que les guste la carne a los argentinos, pero esto era pasarse".

Lo cierto es que Ameri no tardó en pedir disculpas y dar explicaciones sobre lo ocurrido. El exdiputado explico que tenía problemas de wifi, su pareja salía del baño y le pregunto por sus prótesis, ya que estaba recientemente operada. ¿Te puedo dar un beso?, le dije, y le di un beso en la teta, eso es todo", defendió.

Dani Mateo tiene un mensaje para él: "Esperemos que se recupere de su operación de aumento de pecho y tú te animes a hacerte una reducción de labios, porque, ché boludo, tenés un morro que te lo pisas".

Otro momento destacado

Pero no es la única pillada a un político. En este vídeo de El Intermedio, El Gran Wyoming analiza cómo Javier Ortega Smith se quedaba dormido en pleno juicio del procés. Al político de Vox se le 'caía' la cabeza al quedarse dormido en la última sesión que juzgaba a los políticos independentistas presos.