Dani Mateo hace un llamamiento por dejar de poner el foco en Europa y las medidas que se toman en el continente para avanzar en los procesos de desescalada, pues, según dice, deberíamos empezar a fijarnos en los que "realmente saben del virus: los maestros orientales, los chinos".

Y es que en el país asiático han ideado un sistema para que sus niños puedan acudir a las clases con "total normalidad". El sistema consiste en desinfectar de arriba a abajo a los pequeños.

"Primero hace su saludo de kung fu, se vaporizan los pies y después se tira la mascarilla al contenedor verde, se saluda de nuevo, después pasa por la máquina de desinfección de manos y luego la ropa y por último echa su aliento mañanero a un robot", detalla Mateo.

"Hay túneles de lavado en España menos potentes", bromea el presentador que advierte que con todo lo que ha tardado en entrar es ya casi la hora de salir. "Los colegios chinos pasan por tantas pruebas que no se sabe si allí te dan el graduado escolar o la pegatina de la ITV", apunta.

Otros momentos destacados

Dani Mateo lleva revisando las redes sociales desde el inicio de la pandemia. Ahí descubre vídeos de lo más entretenidos y después los muestra en El Intermedio. Lo hizo por ejemplo con los mayores 'destrozos' de peluquería casera durante el confinamiento. ¿Se atrevería él con un corte casero?

También en El Intermedio, Dani Mateo presenta una recopilatoria de las palabras que "han hecho llorar a Arturo Pérez Reverte" desde que el coronavirus llegó a España.