La toma de posesión del presidente electo Joe Biden es inminente y, tras el asalto al Capitolio hace unas semanas, Washington se ha blindado de cara a la ceremonia, hasta el punto de que la capital estadounidense "parece una zona de guerra", según explica Guillermo Fesser.

El corresponsal en Estados Unidos ha detallado en El Intermedio los preparativos para la investidura del político demócrata, desde las banderas que ondearán ese día al espectacular despliegue de seguridad: "En Washington ahora mismo hay más soldados que en Afganistán", explica.

Y es que solo en las inmediaciones del Capitolio y la Casa Blanca hay 25.000 efectivos de la Guardia Nacional, que incluso duermen en los pasillos del Congreso. "El ambiente es rarísimo, en lugar de gente en el Mall, va a haber soldados y policía a millares", resume Fesser.

El FBI, sobre los asaltantes al Capitolio: "La mayoría no son muy listos"

Mientras la ciudad se prepara para la toma de posesión de Biden, siguen saliendo a la luz nuevas imágenes del asedio al Congreso. Según un representante del FBI, de ellas se desprende que la mayoría de los asaltantes "no son muy listos", aunque algunos sí estaban "muy bien preparados".