La gimnasta Simone Biles culpa al FBI de no actuar ante los abusos que sufrió por parte del médico de la selección. Junto con toras tres medallistas olímpicas ha comparecido ante el Senado, donde se investigan los supuestos errores de la Agencia Federal en el mayor escándalo deportivo del siglo, el del depredador sexual Larry Nassar.

Este médico habría abusado durante 20 años de más de 250 deportistas, y los testimonios de las cuatro gimnastas han señalado la pasividad del FBI, la federación y el comité olímpico. En El Intermedio, el corresponsal Guillermo Fesser ha explicado cómo ha recibido el país el testimonio de estas deportistas.

"Las declaraciones han sido muy duras. Biles es muy querida en EE.UU., les ha dado muchísimas satisfacciones deportivas y ahora, con lágrimas, ha vinculado los abusos del doctor al problema que ella tuvo en Tokio, cuando tuvo que abandonar la competición y se volvió a casa solo con un bronce cuando se esperaba que consiguiese tres oros", ha destacado el periodista.

Fesser carga contra la ley antiabortista de Texas

"Ese lema de 'Mi cuerpo mi elección' que los legisladores aprovechan para no usar la mascarilla parece que en el caso de las mujeres no aplica", sentencia el periodista, que explica cómo funciona esta nueva ley antiaborto de Texas.