Gonzo ha acudido a Alcorcón para preguntar al Ayuntamiento por el Plan Permuta, una normativa por la que el Consistorio cambió las viviendas de varios vecinos por otras más accesibles, pero poco después la promotora quebró y ahora un juez obliga a vender las viviendas. Un trámite que podría costar a los afectados más de 90.000 euros.

Ana Gómez, tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Alcorcón y candidata del PP a las elecciones del 26 de mayo ha asegurado que "nadie se va a quedar en la calle": "Lo que pretendemos es ver cuál es el valor de sus casas, para que puedan vender sus casas y comprarlas nuevas".

"Si una vez que veamos que su casa antigua vale 150.000 la vende por ese dinero, compra otra por 100.000 y le queda 50.000 euros", ha defendido la candidata popular. Un argumento que no ha convencido a Gonzo: "Pocas de las casas que se puedan vender son de 150.000. La mayoría están tapiadas".

El colaborador de El Intermedio ha preguntado a Ana Gómez si cree "que un piso tapiado sin accesibilidad, va a valer más dinero que un piso en el que están viviendo desde hace 11 años".

Sin embargo, la candidata asegura que van "a trabajar para que ninguna persona afectada se quede en la calle", respecto a lo que afirma que lo conseguirán. Ante ello, Ana Gómez ha asegurado que "el objetivo es que se queden en las casas en las que están viviendo, pero en vez de tener un contrato mal hecho, tener un derecho de propiedad. Que ellos mismos puedan comprar esas casas".

Así, "que vendiendo una casa antigua tengan dinero suficiente para el precio que les han puesto que es un precio más bajo y que estén viviendo en esa casa hasta que se venda la suya en condiciones buenas y puedan comprar la que tienen", ha explicado la teniente de alcalde.

Respecto a "los que no puedan", Ana Gómez asegura que el propósito es "ayudarles" porque "hay muchas formas para poder hacerlo".