Los bombardeos rusos de este fin de semana sobre Ucrania, a tan solo 25 kilómetros de Polonia, ponen en alerta a la OTAN. Rusia lanzó el pasado domingo una treintena de misiles sobre una base militar cercana a la frontera, lo que ha hecho saltar las alarmas ya que si se produjera un ataque, tanto si es intencionado como si no, en territorio de la OTAN, tanto Estados Unidos como sus aliados podrían responder militarmente. Como reflexiona El Gran Wyoming en El Intermedio, "un pequeño fallo puede acabar provocando un conflicto de mayores dimisiones".

Aunque los combates no cesan, las vías diplomáticas siguen abiertas y hoy ha tenido lugar una cuarta reunión entre Rusia y Ucrania. Ambas delegaciones se ha emplazado a retomarla para aclarar posturas. Mientras, la comunidad internacional continua adoptando medidas para presionar al Kremlin. Sobre ello, el presentador dice: "Esperemos que las negociaciones y la presión internacional den sus frutos y que en los próximos días, si en España se habla de explosiones sea solo porque estemos en Fallas".

Mikel Ayestaran: "Ucrania busca un alto al fuego temporal, pero no parece que Rusia esté por la labor"

El corresponsal Mikel Ayestaran explica en este vídeo la situación en Ucrania y cuál es la estrategia del Ejército ruso: "Están avanzando como una especie de pinza dejando a Kiev en el centro".