Ucrania se niega a entregar Mariúpol a Rusia y ha tachado el 'ultimátum' de "manipulación" y "delirio". Por su parte, Rusia acusa Kiev de esta "catástrofe humana" por utilizar a nazis y mercenarios extranjeros para mantener como rehenes a centenares de civiles en la ciudad. Ante estas acusaciones, El Gran Wyoming se pregunta: ¿Había nazis en la maternidad bombardeada, y en los centros comerciales y en los corredores humanitarios?".

A pesar de la situación, Ucrania y Rusia siguen dialogando, en esta última ocasión con un encuentro por videoconferencia que ha durado 90 minutos. Estas conversaciones se han producido poco después de que las tropas rusas bombardeasen un centro comercial en Kiev y atacasen una zona residencial de la ciudad portuaria de Odesa. El presentador ha reflexionado sobre la situación: "Putin está arrasando con todo el país. Tendrá uniforme de camuflaje para la guerra, pero ninguno para esconderse de la vergüenza".

Los periodistas ucranianos, en "la lista negra" de Rusia

Mikel Ayesatran reivindica el papel de los periodistas de Ucrania que se juegan la vida para contar los ataques de Rusia a su país: : "Saben que están en una lista negra elaborada por Rusia".