La situación en la India es insostenible. La expansión del coronavirus en el país deja más de 200 contagiados al minuto y los muertos comienzan a amontonarse por todo el país. Una situación que, a juicio de Jauma Sanllorente, director general de la ONG 'Sonrisas de Bombay', es "dantesca".

El trabajador humanitario ha contado a Andrea Ropero que en sus 17 años viviendo en la India, "jamás ha visto nada de esta magnitud". "Se ha terminado el oxígeno en el país, las camas están ocupadas por tres pacientes en los hospitales", ha lamentado Sanllorente, que ha asegurado que no queda sitio "ni para quemar a los cadáveres". Actualmente, la India dobla el pico de contagios de la primera ola; el motivo, según el trabajador humanitario es que el pueblo y el Gobierno "ha cantado victoria antes de tiempo".

El agradecimiento de un migrante a los canarios

También Abdeljalil El Fatemy, de 23 años y originario de Marruecos, ha contado su historia. Atrapado desde hace cinco meses en Canarias, afirma que la relación con los vecinos se desarrolla "sin problemas": "Somos los que debemos estar a la altura, ellos han entendido nuestra situación y eso se lo agradezco", cuenta el joven en este vídeo de El Intermedio: