Luis Alegre, fundador de Podemos, abandonó la formación por fuertes discrepancias con Pablo Iglesias. Toni Roldán, exdiputado y exportavoz económico de Ciudadanos, decidió dejar su acta después del viraje que el partido de Albert Rivera hizo a la derecha.

Ambos, ahora desde fuera de la primera línea política, reconocen que sus formaciones no tomaron una buena decisión al rechazar las propuestas que hizo el PSOE para formar Gobierno.

Roldán explica que Rivera "debe ser consciente, a día de hoy, de que es el mayor error que ha cometido hasta ahora". Asegura que es una "irresponsabilidad enorme la decisión de poner los intereses de partido por delante de los de España". Y puntualiza: "Ciudadanos podría haber exigido lo que hubieran querido porque sumaba mayoría".

Por su parte, Alegre reconoce que "incapaz de entender" el rechazo de Iglesias a la propuesta del PSOE, que ofrecía una vicepresidencia y tres ministerios. "Ni siquiera soy capaz de entender la obsesión por entrar en el gobierno. ¿Qué necesidad tienes de corresponsabilizarte de decisiones con las que no vas a estar de acuerdo y a asimilarlas como si fueran propias?".

Durante la entrevista, ambos también señalan otras acciones que consideran erróneas dentro de las formaciones. Roldán asegura que "Ciudadanos se ha ido a la derecha y Podemos se ha ido a competir como una especie de PCE plus". "Llevamos, desde que existimos, con cuatro elecciones y ningún avance importante, con vetos cruzados y el enfrentamiento entre izquierda y derecha".

Una sensación de fracaso que comparte Alegre: "Veníamos a cambiar los términos y los ejes del debate, eso pasaba necesariamente por acuerdos con unos y otros. Hacer más complejo y representativo el mapa político".

Ambos expolíticos aseguran que no se plantean volver a la primera línea tras su experiencia.