Andrea Ropero entrevista a Sonia Lamas, portavoz de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo y trabajadora de la clínica Dator, blanco frecuente de grupos antiabortistas que acosan a sus pacientes. Estas personas, explica, "las abordan enfrentándoles folletos o panfletos bastante desinformativos donde las mujeres pueden llegar a leer que si abortan se suicidan" o que "abortar les va a provocar cáncer".

Además, las mujeres se encuentra con pintadas en el suelo, apunta Lamas, que cita una que mostraba flechas dirigidas hacia la puerta del centro con el mensaje: "Aquí matan niños". A ello se le suma un vehículo ecográfico que se estaciona frente a la clínica y ofrece ecografías a las mujeres para intentar disuadirlas de su decisión. "Les ponen la ecografía, el latido, la imagen y las invitan a desayunar", explica la psicóloga, que apunta que, con esto, consiguen "que ese día ya no se va a poder celebrar la intervención".

Cada 28 de febrero, denuncia Lamas, manifestantes antiabortistas se encadenan a las puertas de la clínica, obligando a que "las mujeres tengan que pasar por pasillos de acosadores". Puedes ver su relato y su reclamación a las Administraciones en el vídeo principal de esta noticia.

El contundente mensaje de Sonia Lamas a los antiabortistas

Durante la entrevista, Lamas ha explicado que estos grupos antiabortistas no solo presionan a las pacientes que acuden a las clínicas, sino también a las trabajadoras de los centros. Un acoso ante el cual ha lanzado un tajante mensaje: "Que no se confundan, porque quienes trabajamos en los centros sanitarios trabajamos porque creemos en los derechos de las mujeres". Puedes verlo aquí: