Canarias siempre ha sido un territorio de acogida a la inmigración, pero en los últimos tiempos el ambiente ha cambiado. La presión migratoria unida a la crisis económica del turismo provoca la tensión de los ciudadanos, que exigen ante las cámaras de El Intermedio la acción del Gobierno.

Algunos vecinos han afirmado en una entrevista con Andrea Ropero que los migrantes son "tranquilos" y no afectan al turismo, mientras que otros ciudadanos temen que los migrantes "estén contaminados" y aseguran "tener miedo". "Se oye que los hoteles los han destrozado una minoría", asevera una mujer, que asegura que "si son de aquí tenemos que aguantarlos, pero los que son de afuera, si se portan mal aquí, ¿por qué no los mandan a su país?".

El agradecimiento de un migrante a los vecinos

También Abdeljalil El Fatemy, de 23 años y originario de Marruecos, ha contado su historia. Atrapado desde hace cinco meses en Canarias, afirma que la relación con los vecinos se desarrolla "sin problemas": "Somos los que debemos estar a la altura, ellos han entendido nuestra situación y eso se lo agradezco", cuenta el joven en este vídeo de El Intermedio: