José Luis Peñas fue clave para que se descubriese el caso Gürtel. El exconcejal de Hacienda del Ayuntamiento madrileño de Majadahonda denunció con 18 horas de grabaciones realizadas durante dos años una trama que años después sigue investigándose en los juzgados. En las grabaciones aparecían empresarios y políticos del PP.

Ahora espera que se confirme su indulto parcial, lo que le permitiría seguir trabajando, aunque no le han dado el indulto total porque tanto el Tribunal Supremo como la Audiencia Nacional creen que cobró más de 40.000 euros en soborno. Por eso le condenaron por cohecho, prevaricación o malversación de caudales públicos.

En una entrevista con Andrea Ropero ha explicado cómo se dio cuenta de que tenía delante la trama de corrupción tan grande. Fue, explica, en una habitación de hotel junto a Francisco Correa, al que después decidió delatar pese a que eran amigos. Cuenta que lo hizo porque lo que cometieron "son delitos muy graves que conllevan un empobrecimiento enorme para el ciudadano".

Cuenta que pasó miedo mientras grababa: "Volvía a casa y tenía que parar el coche, temblaba, lloraba porque no soy un profesional de esto. Lo hice con la visión de que esto tenía que acabar en la justicia", ha explicado.

Además, asegura que sintió vergüenza al ver a Mariano Rajoy "negando la evidencia" y cree que políticos como él han "defenestrado un gran partido convirtiéndolo en el más corrupto que hay en la Europa occidental". Por su parte, afirma que volvería a hacer lo que hizo porque con ello se consiguió que España "ahorrase" millones de euros en corrupción y derrocar a un gobierno cuyo presidente "mintió en sede judicial".

Cristina Gallego da un apodo a la altura de cada implicado de la Gürtel

Cristina alias 'La Tongo' "porque corrupto que veo, apodo que le pongo" trabaja duro para darles a todos los implicados en la trama Gürtel un buen mote.