España está a la cabeza de la Unión Europea en el desempleo juvenil, con una tasa de paro entre los más jóvenes del 40,7%. Andrea Ropero ha preguntado a varios universitarios cuáles son sus perspectivas de futuro, y estos han analizado las más optimistas y también las más realistas.

Algunos de ellos reconocen que sienten "miedo": "Las empresas dicen que quieren que trabajen jóvenes pero piden diez años de experiencia". Son conscientes de que después de los estudios, ya sea carrera universitaria o una FP, "sales con la formación y no hay trabajo para ti". También saben que tendrán que lidiar con la precariedad, y aunque dicen que en otros países cobrar 40.000 euros al año es lo normal o que quisieran cobrar unos 4.000 al mes, creen que deberán rebajar sus expectativas. "Hay ingenieros o biotecnólogos que luego están trabajando en McDonald's", reconoce una joven.

La advertencia de una experta sobre el paro juvenil

Andrea Ropero también ha entrevistado a Luz Rodríguez, profesora de Derecho del Trabajo de la Universidad de Castilla-La Mancha y experta en empleo y relaciones laborales. Asegura que "somos el país de la UE con mayor tasa de desempleo juvenil y no es por la pandemia".