Claudia Fajarnes lleva ocho años sufriendo anorexia nerviosa. Ahora, con 23 se encuentra en Oxford, donde hay un estudio pionero que trata la anorexia nerviosa desde la neurociencia. ¿Qué diferencia ese estudio del tratamiento que haya podido recibir en España? La joven lo explica en esta entrevista con Andrea Ropero, donde reflexiona cómo en estos ocho años pasó por varios tratamientos e ingresos en España.

¿Qué hace falta para mejorar la atención psicológica y psiquiátrica en nuestro país? "Los tratamientos que he hecho han tenido que ser todos privados porque estaba a punto de morirme y en el hospital público tenía una lista de espera de tres meses, pero ni tres meses, dos semanas más y no estaríamos aquí", critica la joven, que lanza una rotunda pregunta: "¿Cómo puede ser que solo haya 20 o 30 camas en un hospital público y que los que tengamos que acceder a un tratamiento tengamos que pagar 4.200 euros al mes para poder curarnos?".

"Si solo tuviera que comer, ya estaría curada"

"El 7 de enero de 2013 pensé que era mi última comida", confiesa Claudia Fajarnes y reflexiona en este vídeo: "Tengo el demonio y el ángel y el demonio sigue atacando a día de hoy".