La disminución de la ratio en los colegios por la pandemia no solo ha beneficiado a los 40.000 profesores que han sido contratados durante todo un curso, sino también a los alumnos que, por primera vez en años, han podido recibir una atención algo más personalizada. Así lo defienden los padres de algunos menores. Es el caso, por ejemplo, de Raquel. Tiene dos niños, uno de cinco años y otro de ocho. "Mi hijo mayor ya traía empapado el conocimiento de clase", ha explicado. Los beneficios, a juicio de Javier Alberti, padre de otro menor, es que "los profesores tienen mucho más tiempo de estar con los niños". En la misma línea se sitúa Beatriz Aguado, madre de dos menores de 11 y 8 años: "Se han detectado a tiempo los pequeños conflictos, todo lo que surgía en las aulas. Al haber menos niños, todo ha salido más y mejor a la luz".

Como ellos, Andrea Ropero ha entrevistado a múltiples progenitores de los alumnos del Colegio Infanta Leonor de Madrid, y todos coinciden en la mejoría de sus hijos en cuestiones tan importantes como la motivación o la autoconfianza. Por eso, exigen que se mantengan los ratios: "Estamos demandando más recursos, más medios para la educación pública", ha reivindicado Fernando, padre de dos niños.

El director de un colegio explica las mejorías

Unos 40.000 profesores fueron contratados durante el curso 2020/2021 para hacer frente a las nuevas necesidades de la pandemia: menos alumnos por aula, distancias... ahora, hacemos balance: ¿realmente ha mejorado nuestra educación? Puedes ver la opinión del director Óscar Martín en este vídeo: