La monja francesa Lucile Landon, más conocida como Hermana André, ha superado el coronavirus cuando está a punto de cumplir 117 años, según han informado medios locales. Cabe destacar que esta mujer es la más longeva de Europa y la segunda a nivel mundial.

El pasado mes de enero dio positivo en COVID-19 y fue sometida a una estricta cuarentena en la residencia de ancianos en la que vive, al sur de Francia. Un mes después puede decir que ha logrado superar el virus, a pesar de su edad.

Según declaraciones de la anciana al diario local 'Var Martin', no se percató de que "estaba infectada". Mientras que desde la residencia aseguran que no tenía miedo al virus y estaba muy preocupada por si "sus horarios de dormir o de comer cambiarían por su infección".

Otros momentos destacados

En Aruser@s también hemos hablado de la viral publicación de una enfermera que ha desvelado en Twitter lo que le dijo uno de sus pacientes tras cambiarle la cánula de la traqueostomía.

La pandemia nos ha alejado de nuestros familiares y amigos, sobre todo de las personas mayores, a las que hay que proteger especialmente. De hecho, son muchos los abuelos que llevan meses sin ver a sus nietos debido a esta crisis sanitaria. Esto es lo que les ocurrió a los protagonistas de este vídeo.