Una joven que trabaja en un hospital de China luchando contra el coronavirus ha conmovido las redes.

La enfermera cubría su jornada laboral en un hospital localizado en Wuhan cuando recibe una llamada: su madre había fallecido. Al enterarse de la triste noticia y en señal de respeto, se inclina tres veces en dirección a su casa, ubicada en la ciudad de Kunming, provincia de Yunnan.

Sin embargo, a pesar de "estar sola, no tener apoyo, ni un abrazo, ni a nadie" continua con su trabajo, tal y como cuentan en Aruser@s.

Algunos medios señalan que la causa de la muerte de su madre podría haber sido este virus.

Las imágenes dan la vuelta al mundo y como dicen los colaboradores "ejemplifica el nivel de dedicación" de estos expertos.

Otro momento relacionado

Otra de las imágenes que da la vuelta al mundo es esta pareja de ancianos con coronavirus agarrados de la mano en un hospital.