El ministro Escrivá tuvo un despiste que se ha viralizado en redes sociales: echó agua en el hueco para meter las botellas del atril. Y no se dio cuenta hasta que vio que no podía llevárselo a la boca. Las reacciones que ha provocado este despiste son de lo más divertidas: "Que le den una pajita", bromea Tatiana Arús en el vídeo que acompaña a estas líneas.

"Podría ser yo perfectamente al levantarme y ponerme el café en lo primero que encuentro por la cocina", cuenta esta usuaria de Twitter. ¿A quién no le ha pasado lo mismo?

 

"Me recuerda a mí cuando quiero dar la luz y pulso la alarma o el timbre del vecino", cuentan también en redes sociales.

 

Y es que podríamos seguir así días y días...

 

Otro momento destacado

Alfonso Arús no entiende el despiste que ha tenido la CBS situando La Palma en Murcia: "Se han equivocado unos cuantos kilómetros". Y es que, ¿por qué en Murcia? Parece que la CBS lo ha confundido con una población de Cartagena...